Cómo Elegir Rótulos para Fachadas - Copyrap
Nuestras
Noticias

Cómo Elegir Rótulos para Fachadas

rotulos para fachadas

Las fachadas y los escaparates de los locales y negocios son los responsables de la primera opinión que nos formamos sobre éstos y, entre ellos, destaca un elemento principal: los rótulos para fachadas.

Los rótulos son una herramienta de la que dispone el establecimiento para comunicarse con sus potenciales clientes que resulta muy visual, directa y efectiva.

En Copyrap somos expertos en decoración de locales y, por supuesto, en la decoración de fachadas, siendo el rótulo una parte destacada de la misma.

Pero no todos los rótulos son iguales y la elección de uno u otro dependerá de muchos factores, desde la colocación del mismo y el espacio disponible pasando por el factor económico.

¿Cómo elegir entonces los rótulos para fachadas adecuados?

A continuación te explicamos cómo debe ser tu rótulo para funcionar correctamente y te hacemos un breve resumen de los diferentes tipos de rótulos que existen.

¿Cómo debe ser mi rótulo?

El rótulo es una de las principales herramientas de comunicación de la fachada de un local. Tiene una doble función, ya que sirve para ubicar el negocio pero también es una herramienta muy potente para hacer publicidad. No es lo mismo un cartel destartalado con el nombre del local que un rótulo con un diseño llamativo en el que además se incluyan otros datos de interés como pueden ser las redes sociales, tan importantes en el desarrollo comercial y empresarial de los últimos años.

Contenido del rótulo

Hay cierto contenido que debe aparecer obligatoriamente en nuestro rótulo si queremos que éste sea efectivo:

  1. Marca, entendiéndose por ello el nombre comercial o el logotipo del
  2. Actividad del negocio. No es un recurso obligatorio, pero muchas empresas optan por añadir su actividad como texto secundario, sobre todo si tienen una un poco más especial y la consideran un valor añadido a su negocio, como puede ser un supermercado que vende productos eco o bio, tan a la orden del día.
  3. Aunque pueda parecer algo obvio, es importante que el rótulo tenga una estética acorde con la marca y el resto de imagen corporativa, consiguiendo de esta manera que el mensaje que quiere transmitir la marca sea aún más potente.
  4. Claro y preciso. Menos es más. Un rótulo tiene su función, señalizar el establecimiento y dar información sobre el mismo… pero no es un flyer. Lo más recomendable es que sea sencillo y contenga la información básica y esencial. De esa forma, quien lo vea lo recordará con mayor facilidad.

Características del rótulo

No sólo es importante qué ponemos en el rótulo, sino cómo es el rótulo en sí mismo. Debemos tener en cuenta una serie de características para que el rótulo funcione correctamente en la fachada.

  1. El rótulo va a ser la primera herramienta de comunicación que tiene el establecimiento con los potenciales clientes, por lo que debemos garantizar que se vea correctamente. No debe ser un rótulo muy pequeño, pero tampoco excesivamente grande. Debemos trabajar con un rótulo adecuado y proporcional al espacio disponible de nuestra fachada y, atendiendo a estos detalles, crear un diseño que resalte la atención sobre él.
  2. Correcta iluminación. Unos rótulos para fachadas potentes y bien diseñados pierden todo su poder si la gente no es capaz de verlo, por lo que la iluminación es muy importante. Durante el día, esto no supone ningún problema, pero por la noche es necesario que el rótulo esté correctamente iluminado, bien desde su interior al llevar la luz incorporada o por fuentes de luz externas como No debemos olvidar que el rótulo es otra herramienta publicitaria más. Si por la noche no se aprecia, reducimos su efectividad y poder a la mitad.
  1. Limpio y bien conservado. La primera impresión es la que cuenta, como se dice No es lo mismo tener un rótulo claro, ordenado y en buen estado que pueda permanecer en la memoria de los clientes que un rótulo destartalado y estropeado, que llamará la atención… pero no por los motivos deseados.
rotulos fachadas

TransitCargo. Rótulo de dibond con vinilo.

Tipos de rótulos

Ahora que hemos visto qué contenido debe tener un rótulo y cuáles son las características a tener en cuenta para su diseño y su funcionamiento, ¿qué tipo de rótulo puedo elegir?

Podríamos hacer una clasificación breve en tres tipos de rótulos:

Rótulos sin luz.

Son los rótulos más económicos, pero debemos tener en cuenta que necesitarán una fuente de luz externa que los ilumine durante la noche si queremos que funcionen correctamente. Pueden ser sencillas placas colocadas sobre la fachada o tratarse de cajones con cierta profundidad, que hacen que los rótulos sobresalgan de la fachada y atraigan la atención un poco más.

El material más habitual para realizar los rótulos es el dibond o composite, un material compuesto tipo sándwich en el que encontramos dos láminas exteriores de aluminio con un núcleo interior de polietileno.

Es el material más recomendado para los rótulos y la señalética en exteriores, ya que, a diferencia de otros materiales como el PVC, ofrece una resistencia mayor a deformaciones o dilataciones que puedan sufrirse con cambios de temperaturas.

La base del rótulo sin luz (bien sea una simple base o un cajón) irá rotulada posteriormente con un vinilo impreso a todo color, el que llevará el diseño, habitualmente protegida por una lámina transparente, que protegerá el diseño y el material del desgaste producido por el sol y las condiciones meteorológicas.

Rótulos con luz.

Son aquellos rótulos para fachadas que no llevan la fuente de luz externa, sino que está integrada en la propia estructura del rótulo.

La clave de los rótulos luminosos es la placa de metacrilato interior, de color blanco opal, que hace que la luz se expanda y sea más visible.

Podemos optar por un cajón luminoso sencillo, compuesto por una estructura con tubos led y una placa de metacrilato a la que se añade un vinilo impreso (de trasera blanca, para dejar pasar la luz), acompañado de una perfilería de aluminio que protege la estructura interna y contribuye a mantener unidas todas las partes del rótulo.

Existe también la posibilidad de elegir un cajón de dibond al que podemos proporcionar una luz interior. Para conseguir que esa luz salga hacia el exterior, la parte frontal del dibond se troquelará y a través del dibujo calado y la placa de metacrilato podremos percibir la luz interior.

rotulo para fachada

Pardogatto. Cajón dibond fresado con iluminación led

Letras corpóreas.

Un tipo de rótulo muy de moda en los últimos años son las letras corpóreas, es decir, abandonamos las formas clásicas de rótulo que tenemos en el imaginario colectivo (el cartel rectangular colocado sobre la puerta y escaparate del establecimiento) para encontrarnos con rótulos cada vez más llamativos y novedosos.

Las letras corpóreas a menudo se fabrican en PVC un material que, cuando se fresa y recibe un tratamiento de lacado, es perfectamente válido para el exterior. Nombres comerciales, isotipos… pueden fresarse para adquirir más dinamismo y vida sobre la fachada.

Las letras corpóreas ofrecen múltiples opciones de acabado, desde lacados en diferentes colores hasta frontales realizados en materiales como acero, que darán un toque especial a estas letras sin la desventaja que supondría hacerlas por completo en este material (muy caro y pesado).

También permiten la retroiluminación led, colocando luz tras ella que se refleje directamente en la fachada o que rebote a través de una placa de dibond silueteada con la forma de las corpóreas y que le sirva a su vez de separador y reflector de las mismas.

rotulo fachada

Tejeringos Sevilla. Letras corpóreas retroiluminadas con base de dibond fresado.

Si te ha gustado nuestro artículo, no te pierdas este otro sobre las tendencias del diseño gráfico.  Y si necesitas ayuda con la elección de los rótulos para fachadas, no dudes en consultarnos, en Copyrap estaremos encantados de atenderte.

 

Valóranos
Menú